Premios Accesibilidad 2007 de la Junta de Castilla y León

Cartel de los premios

Un centro especial de empleo, un proyecto de investigación y desarrollo de un intérprete audiovisual de la lengua de signos y un software de lectura y aprendizaje adaptativo a discapacitados adultos fueron las iniciativas galardonadas hoy con los Premios de Accesibilidad 2007 que otorga la Junta de Castilla y León.

La consejera en funciones de Familia e Igualdad de Oportunidades, Rosa Valdeón, fue la encargada de entregar hoy los galardones en un acto que se desarrolló en el Monasterio del Prado de la capital vallisoletana.

En concreto, en la categoría de Formación, Divulgación y Publicidad se galardonó al centro especial de empleo "Mira lo Que te Digo, Sociedad Limitada Unipersonal", por su destacada contribución a la supresión de barreras de comunicación y su esfuerzo continuado por facilitar a las personas con discapacidad sensorial el acceso a la información y a la comunicación mediante la incorporación de las más nuevas y pioneras tecnologías.

Por otro lado, en el apartado de Estudios y Proyectos Profesionales, se premió a la Fundación Cartif, Telefónica Investigación y Desarrollo y a Redhada por el proyecto "Investigación y desarrollo de un intérprete audiovisual de la lengua de signos española", que permite a las personas con discapacidad auditiva incrementar su autonomía y garantiza la integración y el acceso igualitario de las mismas a la sociedad de la información.

Mientras el primer premio en la categoría de Estudios y Proyectos Universitarios quedó desierto, el segundo fue otorgado a los alumnos de la Escuela Politécnica Superior de la Universidad de Burgos Mónica Rivera López y Mario Suárez González, quienes bajo la tutela de Pedro Luis Sánchez Ortega, presentaron el trabajo "Moyma", basado en la creación de software de lectura y aprendizaje adaptativo a discapacitados adultos.

En este caso, el jurado valoró la originalidad y el carácter novedoso del proyecto que, además de poner de manifiesto una especial sensibilidad hacia las personas adultas con discapacidad cerebral, permitiría a estas de una manera personalizada trabajar y desarrollar sus estrategias cognitivas.

Los galardones pretenden dar un paso más hacia la mejora de la accesibilidad, que implica no sólo la gradual eliminación de las barreras físicas y de la comunicación existentes sino también la concienciación positiva de los agentes implicados en la configuración del entorno.

En este ámbito, los premios se crearon con el objeto de reconocer y premiar la labor realizada por personas físicas, instituciones, corporaciones, entidades o empresas en favor de la accesibilidad en Castilla y León.

Rosa Valdeón destacó la importancia del principio de la igualdad de oportunidades para las personas con discapacidad, ya que supone una mejora de la calidad de vida y del bienestar.

Por ello, aseguró que hay que seguir trabajando en ello y afirmó que el compromiso para la próxima legislatura es desarrollar una ley de igualdad de oportunidades para las personas con discapacidad, para que sean sujetos activos en la toma de sus derechos, con principios básicos como la normalización, la accesibilidad o la vida independiente, algo que "marcará un antes y un después".

La consejera en funciones indicó que las personas con discapacidad no son lo distintas, pero cuentan con la necesidad añadida de tener que "romper" barreras y aseguró que hay que lograr el reconocimiento de que la accesibilidad afecta a todos, a los discapacitados de forma permanente, pero a otras personas en cualquier momento aunque sea de una forma temporal.

Por ello, cree que es muy importante una labor de sensibilización, algo que es un "compromiso de todos", y señaló que aunque la Junta de Castilla y León trabaja en diferentes aspectos como los servicios sociales, los centros, etcétera, los más importantes son los que no se cuantifican, la labor que se lleva a cabo en el concepto global de la integración y la "transversalidad".

Entre las mejores fórmulas de integración, Rosa Valdeón cree que se encuentra el empleo, para lo que es un factor fundamental la formación, y señaló la necesidad de aumentar las medidas de discriminación positivas.

En este contexto, destacó medidas como los centros ocupacionales o los centros "prelaborales", de los que señaló su importancia al suponer un paso intermedio para determinadas personas que se incorporarán posteriormente a un centro de empleo.